Tapa  
  Notas  
  Anunciantes  
  Galeria de Pulguitas  
  Recetas  

Notas


  Cod.0878   Escrito por Lic. Marisa Santamaría - Psicóloga Infantil UBA

Los niños y la escolaridad

A medida que los niños van transitando sus días en el jardín o en la escuela, van realizando simultáneamente su inserción en la cultura y su propia constitución subjetiva. Se trata de dos dimensiones del desarrollo que se encuentran interrelacionadas dando paso a la socialización y singularización de cada niño. Es un complejo trabajo psíquico por el cual se van apropiando de valores, ideales, reglas, normas y creencias del entorno cultural.
La primera socialización que atraviesa el niño se produce dentro del contexto familiar. En los años escolares se despliega la denominada socialización secundaria y es aquí donde aparecerán cambios en el crecimiento y la maduración de cada niño, posibilitando conductas nuevas en sus relaciones con el medio físico y social que lo rodea. Con la llegada a primer grado se da inicio a la adquisición de aprendizajes sistemáticos, produciéndose así una reorientación de su energía psíquica dirigida a responder exigencias de la escuela, un nuevo contexto que tiene sus propias reglas y normas. Es por ello que en este momento pueden aparecer temores, inseguridades, miedos, problemas de conducta, inquietudes, agresividad, ansiedad ó angustia en los chicos. 
Se necesita mucha comprensión y apoyo durante este período nuevo para ellos. La escucha atenta y la explicación por parte de los padres ó adultos referentes colaborarán a que el niño pueda sobrellevar estos cambios en su vida cotidiana ya que todo aprendizaje incluye un entramado de factores biológicos, cognitivos, sociales y emocionales. Si aparecen situaciones conflictivas, al niño se le dificultará acceder al conocimiento con placer y así poder expresar ideas y sentimientos propios.
Existen otros puntos de vista importantes más allá del rendimiento escolar que dan cuenta del bienestar psíquico del niño. La necesidad de traspasar sus afectos desde su vínculo con sus padres y hermanos dentro de la familia hacia las figuras de autoridad y compañeros dentro del ámbito escolar no es tarea fácil. Los psicólogos infantiles nos encontramos diariamente trabajando con este tipo de problemática, donde actualmente es cada vez más frecuente registrar separaciones de los padres y nuevas configuraciones familiares que a la vez remiten a transformaciones mucho más profundas en su estructuración psíquica. Las condiciones del entorno juegan un papel importantísimo ya que facilitarán, retardarán o impedirán el despliegue de las potencialidades del niño. Nuestro contexto social actual plantea desafíos.
Por eso nunca es tarde para consultar a un psicólogo infantil sobre aquello que le llame la atención de su hijo. Estamos para ayudarlo a comprender y para trabajar sobre conflictivas psíquicas identificando los factores que intervienen en cada situación y en conjunto transitar el camino hacia la autonomía de quien es hoy un niño, su hijo. 
 
Lic. Marisa Santamaría
Psicóloga Infantil UBA
MP 62107 / MN 53675 


   
 
 
Revista La Pulga Todos los derechos reservados. CopyRight © 2019
info@revistalapulga.com.ar - Te. (+54) (011) 15-5063-7776