Tapa  
  Notas  
  Anunciantes  
  Galeria de Pulguitas  
  Recetas  

Notas


  Cod.0874   Respeto al bien común

Niños respetuosos

La enseñanza del respeto por el bien común comprenderá desde el respeto a las cosas que en la escuela o en casa son bienes comunes hasta los que corresponden a los bienes sociales, como lo son: parques, bibliotecas, teatros, monumentos, museos, cines, etc.
Los niños deben aprender a no romper ni arrancar plantas del jardín, ni romper los juegos del parque, a no estropear el césped, ni a pintar las paredes. Los hijos pequeños deben aprender también a cuidar los libros de la biblioteca, a no tocar los cuadros, esculturas, u otros objetos de un museo, y no molestar a los animales en el zoo.
El niño puede aprender a ser respetuoso con el bien común con ejemplos, a través de cuentos y observando las señales de prohibición que hay en los sitios públicos.
Debemos enseñarles a conservar parques y calles limpias. Podemos, también, incentivarlos a reciclar la basura de la casa y además pueden aprender participando de talleres sobre el reciclaje.
Reducir, reutilizar, reciclar y recuperar, ésta es la regla de las cuatro erres que debemos poner en marcha cada uno de nosotros para salvar y conservar nuestro planeta.
Reducir la cantidad de basura, reutilizar envases y bolsas, reciclar materiales como el plástico y recuperar materiales para volver a utilizarlos son algunas de las cosas que los padres podemos hacer para conservar el estado del planeta y que debemos enseñar a nuestros hijos.
Y es que a partir de los 3 años de edad, los niños ya pueden aprender a separar los residuos. Al principio, la enseñanza se produce mediante el ejemplo que ofrecen los padres al niño a la hora de separar los materiales (cristales, cartones, plástico…) en casa. Así, después podrá compartir el mismo comportamiento en familia, mientras aprende y se interesa por el reciclaje en la escuela y en su entorno.
Aprovechemos nuestras vacaciones, ya sea que vayamos al mar o a la montaña, donde tengamos contacto con la naturaleza y enseñémosle el valor de los ríos, del aire, y todos los beneficios que nos brindan. 
La naturaleza es un bien común que debemos aprender a respetar desde niños cuidando el medio ambiente y aprendiendo a reciclar los distintos materiales para no malgastar los recursos naturales del planeta. Pero nuestra convivencia en sociedad también nos lleva a cuidar de las calles de nuestras ciudades y del mobiliario urbano. Las plazas, lagos y fuentes son bienes comunes y como tales deben ser respetados. Los niños deben saber que no es correcto que se tire basura ni restos al suelo, que no nos debemos bañar en las fuentes, ni hacer ruido en los museos, ni romper asientos de los teatros o cines.
Enseñemos a nuestros hijos a respetar y cuidar lo que nos pertenece a todos y en el futuro tendremos un mundo mejor.


   
 
 
Revista La Pulga Todos los derechos reservados. CopyRight © 2019
info@revistalapulga.com.ar - Te. (+54) (011) 15-5063-7776